Teoría ética ( la distancia entre el deber y la realidad)

SE NACE HOMBRE, PERO SE HACE HUMANO

Dentro de la formación que cada uno de nosotros aspira a desarrollar, contamos con la educación formal, en aras de ser un buen profesionista.

Buscamos ser los mejores en nuestra área, el mejor abogado, el mejor psicólogo, el mejor ingeniero, el mejor chef, el mejor arquitecto, para ello cumplimos con un currículo de materias, las cuales debemos no solo, aprobar, sino hacerlo con la máxima calificación, para asegurar con ello un mejor lugar en el ámbito laborar, mejor preparación equivale a mejor sueldo.

¿Cuántos de nosotros nos preocupamos por ser mejores personas, mejores seres humanos?

La academia se esfuerza por formar buenos profesionistas, pero un buen profesionista, es antes que nada un buen ser humano, carece de sentido ser un hombre o una mujer con excelentes calificaciones si carece de la empatía necesaria para tratar con sus semejantes.

La formación integral del ser hombre/ mujer pasa por otro tipo de educación al sensibilizarlos sobre la problemática que rodea al fenómeno humano.

La Coordinación General de Extensión Universitaria, busca por medio de sus actividades ayudar a complementar la formación de los universitarios, acercándolos al ámbito ético y artístico. Esto siguiendo el modelo clásico de la educación, donde en la Roma y Grecia antigua el conocimiento incluía estos dos espacios creativos.

Sensibilizarnos sobre los acuciantes problemas actuales, tópicos que en algunos casos parecieran lugares comunes, propicios para infundir miedo, la sexualidad, la salud mental y corporal, los riesgos de los excesos, la explotación de la mujer y los adolescentes.

Estas temáticas son abordadas en diversos espacios, como una extensión de la cátedra, conferencias, mesas redondas, paneles de discusión, donde especialistas, maestros y alumnos, abordan de manera objetiva y clara, ajenas a la intolerancia y los dogmas. Se pretende dar a conocer, más allá de una cifra o una estadística, el testimonio y el sentir de los hombres y mujeres inmersos en dichas problemáticas.

En el aspecto artístico se trata de acercarnos a la pintura, escultura, fotografía, teatro, poesía y música, a las distintas maneras de ver el mundo que nos rodea, puesto que no existe una sola manera o forma de ser humano, por ello hay que aprender a sentir y comprender otros sentires, distintos al nuestro.

Por ello se nace hombre/ mujer pero nos hacemos, nos complementamos con ese extra que no se da en las aulas, que no se califica, sino que se vive, en algunos casos, experiencias capaces de cambiar nuestra perspectiva sobre el mundo que habitamos y de las personas que nos rodean.

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: