Moral religiosa ( La manzana como origen de nuestros males)

Religión y ética

 Religión: conjunto de creencias que establecen la existencia de Dios y de “otro mundo”, el cual aguarda al creyente tras su muerte, ya sea como recompensa o castigo por sus acciones en la tierra.

De toda religión se desprende un sin número de enseñanzas y creencias, un conjunto de normas a seguir por los creyentes, según las cuales harán que su vida sea agradable a los ojos del dios o dioses, al igual que a la iglesia o comunidad a la cual pertenezca.

En muchas culturales moral y religión surgen de los mismos valores o preceptos

La religión ayuda al ser humano a planificar su vida en la toma de decisiones con respecto a los conceptos de bien y mal.

Es por el bienestar de la colectividad que los creyentes deben acatar los preceptos religiosos, ya que alterar dicho orden afecta la convivencia.

En última instancia es la decisión de cada sujeto sobre si cumple o no con dichas enseñanzas, junto con las demás normas y leyes que rigen en una colectividad. Algunas veces dichas enseñanzas entran en conflicto con lo que en realidad sucede.

La ética desempeña el papel de cuestionar la pertinencia de cumplir con los preceptos o de elegir otra solución a la planteada por la religión.

Ética y religión no son campos antagónicos, sino complementarios, un buen creyente sigue su fe y acata lo que su conciencia ética le indica, haciendo su vida más plena.

El problema surge cuando la religión pretende absolutizar su campo de acción sin tomar en cuenta otros puntos de vista e intenta imponer sus preceptos.

Temas conflictivos entre la ética y la religión:

  • relaciones sexuales
  • eutanasia
  • aborto

Cada uno de ellos gira entorno al conflicto entre libertad individual y obediencia colectiva. ¿ al decidir decido conforme a lo estipulado por una mi religión o conforme a mi circunstancia?

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: