Ejercicios / La reflexión ética

El sistema

Quien está contra ella, enseña la máquina, es enemigo del país. Quien denuncia la injusticia, comete delito de lesa patria.

Yo soy el país, dice la máquina. Este campo de concentración es el país: este pudridero, este inmenso baldío vacío de hombres.

Quien crea que la patria es una casa de todos, será hijo de nadie.

p. 45. Días y noches de amor y de guerra, Eduardo Galeano

PREGUNTAS:

1.- ¿Qué es la máquina?

2.-  ¿ Patria es lo mismo que Estado?

3.- ¿Vivimos en un país excluyente?

4.-  ¿ Es malo para el Estado denunciar la injusticia?  Sí / No ( Explicar)

5.- Anota cinco ejemplos de injusticias que el Estado busque negar.

Pero hay que saber elegir

¿Cuántas veces hemos confundido la bravura con las ganas de morir?

La histeria no es la historia ni un revolucionario es un enamorado de la muerte.

La muerte, que un par de veces me tomó y me soltó, a menudo me llama todavía y yo la mando a la puta madre que la parió.

p. 51 Días y noches de amor y de guerra, Eduardo Galeano

PREGUNTAS

1.-  ¿Ser valiente implica desafiar a la muerte?

2.- ¿ Cómo diferenciar valor de temeridad?

3.-  ¿ Un revolucionario es un “enamorado de la muerte”? (Explicar)

4.- ¿Estar cerca de morir significa apreciar más la vida?

5.- ¿ Qué papel juega la idea de la muerte en tu vida? ( Explicar)

El sistema

Los encapuchados se reconocen por sus toses.

Masacran a alguien durante un mes y después dicen a lo que queda de él. “Fue un error. Cuando sale ha perdido el trabajo, también los documentos.

Por leer o decir una frase dudosa, un maestro o profesor puede ser destituido; y se queda sin empleo si lo detienen, aunque sea por una hora.

A los uruguayos que canten con cierto énfasis, en una ceremonia pública, la estrofa del himno nacional que dice: ¡Tiranos, temblad¡, se les aplica la ley que condena “el ataque a la moral de las Fuerzas Armadas”: dieciocho meses a seis años de prisión. Por garabatear en un muro Viva la libertad o arrojar un volante en la calle, un hombre ha de pasar en la cárcel, si sobrevive a la tortura, buena parte de su vida. Si no sobrevive, el certificado de defunción dirá que pretendió huir, dando un traspié y precipitándose al vacío, o que se ahorcó, o que ha fallecido víctima de un ataque de asma. No habrá autopsia.

Se inaugura una cárcel por mes. Es lo que los economistas llaman Plan de Desarrollo.

Pero, ¿y las jaulas invisibles? ¿En que informe oficial o denuncia de oposición figuran los presos del miedo? Miedo a perder el trabajo, miedo a no encontrarlo, miedo de hablar, miedo de escuchar, miedo de leer. En el país del silencio, se puede terminar en un campo de concentración por culpa del brillo de la mirada. No es necesario echar a un funcionario: alcanza con hacerle saber que puede ser destituido sin sumario y que nadie le dará nunca empleo. La censura triunfa de verdad cuando cada ciudadano se convierte en el implacable censor de sus actos y palabras.

La dictadura convierte en cárceles los cuarteles y las comisarías, los vagones abandonados, los barcos en desuso. ¿No convierte en  cárcel la casa de cada uno?

p. 89 Días y noches de amor y de guerra, Eduardo Galeano

PREGUNTAS

1.-  ¿Te has sentido preso de una cárcel invisible?

2.-  ¿ Qué es la libertad?

3.- ¿ Es posible ser libre en una cárcel?

4.-  ¿Algunas vez ha sido censurado por lo que piensas? (Explicar)

5.- ¿ Se puede ser libre ante la propia censura?

El sistema

No se agota en la lista de torturados, asesinados y desaparecidos la denuncia de los crímenes de una dictadura. La máquina te amaestra para el egoísmo y la mentira. La solidaridad es un delito. Para salvarte, enseña la máquina, tenés que hacerte hipócrita y jodedor. Quien esta noche te besa, mañana te venderá. Cada gauchada genera una venganza. Sí decís lo que pensás, te revientan; y nadie merece el riesgo. ¿ No desea el obrero desocupado, secretamente, que la fabrica eche a otro para ocupar su puesto?¿No es el prójimo un competidor  y un enemigo? Hace poco, en Montevideo, un gurí pidió a su madre que lo llevase de nuevo al sanatorio, porque quería desnacer.

Sin una gota de sangre, sin una lágrima siquiera, se ejecuta la cotidiana matanza de lo mejor que cada uno tiene dentro de sí. Victoria de la máquina: la gente tiene miedo de hablar y de mirarse. Cuando alguien te mira y te sostiene la mirada, pensás: “Me va a joder”. El gerente dice al empleado, que era su amigo:

  • Te tuve que denunciar. Pidieron las listas. Había que dar algún nombre. Perdóname, si podés.

De cada treinta uruguayos, uno tiene la función de vigilar, perseguir y castigar a los demás. No hay trabajo fuera de los cuarteles y las comisarías; y en todo caso, para conservar el empleo es imprescindible el certificado de fe democrática que extiende la policía. Se exige a los estudiantes que denuncien a los compañeros, se exhorta a los niños a denunciar a sus maestros. En la Argentina, la televisión pregunta: “¿Sabe usted lo que esta haciendo su hijo en este momento?”

¿Porqué no figura en la crónica roja el asesinato del alma por envenenamiento?

p. 99-100 Días y noches de amor y de guerra, Eduardo Galeano

PREGUNTAS

1.- ¿ Se puede ser humano en una sociedad no solidaria?

2.- ¿ Por qué la máquina busca hacernos egoístas?

3.-  ¿ Crees que el alma puede envenenarse?

4.-  ¿ Eres por ti mismo o porque la máquina te otorga aprobación y ser?

5.-  ¿Qué opinas sobre el gerente que denuncia al empleado? ¿ Qué harías en su lugar?

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: